¿Qué es el turismo de aventura y qué tipos existen?

El turismo de aventura puede parecer una actividad únicamente para personas con ciertas destrezas y buenas condiciones físicas, pero realmente es mucho más de lo que a simple vista podemos imaginar. Probablemente hayas oído hablar de este concepto o lo hayas visto escrito en panfletos de agencias de viajes, y es que el turismo de aventura nunca ha dejado de estar de moda.

Hoy en día, el turismo de aventura es un concepto muy amplio y variable. De hecho, quienes lo practican pueden tener perfiles muy diferentes y elegir actividades de dificultades muy distintas. En este sentido, no es lo mismo viajar a un destino con el objetivo principal de practicar escalada en roca, que hacerlo con el objetivo de conocer un país y aprovechar su oferta turística para realizar una excursión guiada a caballo. 

De este modo, no existe un único perfil del turista de aventura. Pueden realizar este tipo de viajes escaladores profesionales y también pueden hacerlo familias con niños pequeños. Todo depende de las actividades de aventura que vayan a realizarse. 

El término turismo de aventura implica un sinfín de deportes de los que más adelante hablaremos pero, antes, déjanos contarte cómo surgió este movimiento y por qué se le denominó así.

Turismo de aventura: orígenes y evolución

Los orígenes del turismo de aventura se remontan a las primeras travesías alpinistas de finales del siglo XVIII, cuando se organizaban excursiones fuera del país de origen e incluso se cruzaban continentes con el objetivo de ascender a las grandes cimas del mundo. Al fin y al cabo, cuando hay un viaje de por medio ya estamos hablando de turismo. 

Dichas travesías tenían el objetivo de explorar nuevos territorios a la vez que se practicaba un deporte de aventura, en este caso el alpinismo. 

Desde sus inicios, el riesgo es una parte fundamental en el turismo de aventura. De hecho, muchos especialistas en este ámbito utilizan el riesgo como factor para definir qué actividades de aventura son “suaves” y cuáles son más “duras”, aunque es difícil encontrar acuerdos oficiales sobre qué actividades se encuentran en cada categoría. En este caso, podemos considerar como actividades más arriesgadas aquellas que implican un mayor grado de especialización, experiencia y destreza física: el alpinismo, la escalada o el paracaidismo. Mientras, podemos decir que las menos arriesgadas son aquellas que no requieren de un entrenamiento previo: el parapente, la tirolina o el senderismo. 

Turismo de aventura: actividades de paracaidismo en la naturaleza

En la actualidad, el turismo de aventura internacional es más o menos lo mismo: viajamos para conocer nuevos territorios y aprovechamos nuestro destino para realizar actividades que son consideradas de aventura. Esto nos lleva a preguntarnos qué son las actividades de aventura. Veámoslo entonces.

Actividades de aventura: ejemplos y qué son

Las actividades de aventura son actividades de ocio que implican un riesgo mayor en relación con las actividades deportivas comunes. No obstante, este riesgo puede ser de un grado menor o mayor en función de la actividad. Así, las actividades de aventura tienen un componente deportivo, aunque no para todas las actividades de aventura es necesaria una preparación física exigente (ejemplo: tirolina).

Si algo tienen en común todas las actividades de aventura que conocemos hasta la actualidad es que suelen desarrollarse en la naturaleza. Este es sin duda uno de los componentes que agrega riesgo y peligrosidad a la actividad, pues la naturaleza no siempre es previsible. Además, los deportes de aventura tienen en común que proporcionan nuevas sensaciones y suelen atraernos porque implican algo de incertidumbre. 

Estos son algunos ejemplos de las actividades de aventura más practicadas:

  • Montañismo y senderismo
  • Escalada
  • Rafting
  • Barranquismo
  • Surf
  • Buceo
  • Vías ferratas
  • Paracaidismo
  • Parapente
  • Puenting

Como ves, todas ellas son actividades muy distintas y en cada una de ellas entran en juego factores diferentes que determinarán su peligrosidad. Además, debes tener en cuenta que la evolución de muchos deportes ha hecho que algunas actividades que antes no se consideraban de aventura ahora sí lo sean. A continuación, verás otras actividades y deportes de aventura que se han agregado a esta lista en los últimos tiempos:

  • Esquí
  • Snowboard
  • Moto de agua
  • Esquí acuático
  • Kitesurf
  • Flyboard 
  • Wakeboard
  • Segway

De hecho, estos no son todos los deportes de aventura que podemos alistar, ya que se trata de un ámbito que evoluciona constantemente y que varía mucho en función de un país u otro. 
Es aquí donde el turismo de aventura entra en juego, y es que las condiciones climáticas y geográficas de muchas zonas del mundo las convierten en idóneas para la práctica de ciertas actividades de aventura. Hablemos del turismo de aventura y de los tipos de turismo de aventura que existen.

Tipos de turismo de aventura

En función del espacio geográfico en el que transcurran las actividades, podrás encontrar distintos tipos de turismo de aventura. De hecho, esta clasificación es una de las más comunes cuando se trata de deportes de aventura, ya que las actividades que se incluyen en cada uno de estos grupos suelen compartir características y espacios. Presta atención a la siguiente clasificación.

Actividades de turismo de aventura por tierra

Muchos amantes de la montaña y la naturaleza tienden a dejarse llevar por todas las actividades que se desarrollan en ella. El barranquismo permite explorar parajes naturales maravillosos, a la vez que se disfrSe desarrollan en el ámbito terrestre, ya sea en montañas, bosques, selvas o acantilados vertiginosos. Algunas de las actividades de aventura más comunes en este grupo son el montañismo, el senderismo, el airsoft, las rutas en quad, la bicicleta de montaña o BTT, el barranquismo, la espeleología, las rutas a caballo o el karting.

Actividades de turismo de aventura por tierra

Muchos amantes de la montaña y la naturaleza tienden a dejarse llevar por todas las actividades que se desarrollan en ella. El barranquismo permite explorar parajes naturales maravillosos, a la vez que se disfrSe desarrollan en el ámbito terrestre, ya sea en montañas, bosques, selvas o acantilados vertiginosos. Algunas de las actividades de aventura más comunes en este grupo son el montañismo, el senderismo, el airsoft, las rutas en quad, la bicicleta de montaña o BTT, el barranquismo, la espeleología, las rutas a caballo o el karting.

Actividades acuáticas

Las actividades acuáticas también pueden ser muy diferentes entre ellas, de hecho mientras algunas se desempeñan en la superficie del mar, otras como el buceo suceden a varios metros por debajo de la misma. En este segmento podemos encontrar actividades como el kayak, el surf, el kitesurf, el flyboard o el submarinismo, entre otras.

Actividades aéreas

Las actividades áreas, aunque en parte impliquen la existencia de un mínimo espacio terrestre o acuático, se desarrollan en el aire. Algunas de las más comunes son la tirolina, el paseo en globo aerostático, el ala delta, el parapente, el rápel, el puenting o el paracaidismo. Estas actividades implican un riesgo mayor, aunque suelen realizarse junto a instructores y personas que se dedican profesionalmente a los deportes nombrados.

Riesgos del turismo de aventura

Una de las características principales del turismo activo o turismo de aventura es que implica un cierto riesgo. Esta peligrosidad viene dada por distintos factores que derivan de las condiciones climáticas o geográficas en las que se desarrolla la actividad. De hecho, para algunas actividades de turismo de aventura es necesaria una mínima preparación física que garantice una gestión eficiente del riesgo que existe. 

Según señalan los expertos, el riesgo es el resultado de una ecuación sencilla en la que entran en juego tres variables: la exposición, la probabilidad y las consecuencias. En este sentido, es imprescindible tener en cuenta que el riesgo siempre estará presente en una actividad de aventura, ya sea en menor o mayor medida. 

Sin embargo, minimizar el riesgo sí está en manos de quienes eligen practicar este tipo de deportes. La planificación, la elección de buenos profesionales, el estado del material que se utilice y la preparación física de los participantes son elementos fundamentales para minimizar cualquier tipo de riesgo en el desarrollo de una actividad de aventura. Además, el conocimiento específico del medio en el que se desarrollará la actividad también es fundamental. 

Por poner un ejemplo, antes de realizar una actividad como el snorkel, será necesario comprobar previamente el estado del mar a través de fuentes fiables. Además, habrá que revisar el estado de la burbuja de oxígeno y comprobar que todo el material funciona perfectamente para evitar riesgos. Llevar una buena alimentación y evitar enfrentarse a la actividad en estado de cansancio también será crucial para su correcto desarrollo. 

Las empresas que se dedican al turismo de aventura suelen disponer de un manual de gestión de riesgos y cuentan con los recursos necesarios para minimizar cualquier riesgo antes del desarrollo de una actividad. Por este motivo, siempre será mucho más fácil y seguro practicar turismo activo a través de un club o una asociación que hacerlo por cuenta propia. 

Destinos de aventura para practicar deportes

Como te explicábamos, el turismo activo o turismo de aventura tiene el objetivo principal de practicar actividades en la naturaleza que a su vez sirvan para explorar nuevos territorios. Además, tiene como principal motivación la realización de actividades recreativas, así como el conocimiento de la naturaleza de la zona.

Hombre con todoterreno practicando turismo de aventura en el monte

Así, en función del tipo de actividades de aventura que una persona quiera realizar, deberá elegir un destino u otro. Algunos países tienen unas condiciones perfectas para la realización de actividades por mar, mientras otros tienen una orografía idónea para la organización de actividades de turismo de aventura por tierra. Estos son algunos de los mejores destinos de aventura:

  1. Australia: los deportes acuáticos tienen un peso fundamental para el turismo de aventura de Australia. El surf y todos sus derivados son el objetivo principal de muchos de los viajeros que eligen este destino.
  2. Nueva Zelanda: quienes andan en busca de experiencias increíbles en la naturaleza saben que no deben dejar pasar la oportunidad de visitar Nueva Zelanda, el país del paracaidismo y las mejores rutas de senderismo. 
  1. Argentina: la belleza natural de este gran país la convierte en un atractivo turístico para los amantes de la aventura. Montañismo, glaciares y actividades únicas en la naturaleza te esperan en Argentina. 
  1. Nepal: el trekking es una de las actividades de aventura más deseadas por quienes visitan Nepal. El rafting y otros deportes extremos como el paracaidismo también permiten gozar de su increíble belleza orográfica. 
  1. Costa Rica: los deportes que combinan actividades acuáticas y terrestres son el fuerte de este país. Barranquismo, canopy, tirolina, rappel, surf o kayak son solo algunas de las actividades que destacan en Costa Rica. 

Tras conocer este ranking estarás pensando que no es posible practicar turismo de aventura cerca de casa, pero esto no es así. Que algunos países del mundo tengan las condiciones más óptimas para los deportes extremos no significa que no puedas hacer turismo local de aventura. 

De hecho, tanto España como Europa gozan de una increíble oferta en cuanto a actividades de aventura y seguro que has practicado deportes de este tipo sin ir demasiado lejos. 

Si estás pensando en realizar un viaje que implique actividades de aventura, te recomendamos que cuentes con un seguro que te proteja ante cualquier imprevisto. En Galia, te ofreceremos un producto a medida en función de las características de tu viaje. ¿Deseas más información?

Nuestra experiencia en el sector de los seguros de aventura nos ofrece la posibilidad de diseñar pólizas adaptadas a cualquier actividad. En Galia, hemos clasificado las actividades de turismo de aventura en grupos que incluyen distintas disciplinas, para adaptarnos a las necesidades de cada cliente. Nuestros seguros ofrecen cobertura especializada de responsabilidad civil, cobertura profesional para monitores y cobertura de accidentes con asistencia sanitaria ilimitada. ¿Quieres saber más? ¡Contacta con nosotros! 

Si deseas más información sobre la normativa de turismo activo, rellena el siguiente formulario y recibirás una guía detallada con toda la información que necesitas.

Descarga la guía gratuita NORMATIVA DE TURISMO ACTIVO [POR CCAA]
Consentimiento*
Contacto fines comerciales
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden

¿Necesita más información?

Categorías

Posts relacionados

Te ayudo a saber el precio de tu seguro